Érase una vez en Argentina: Castillo de cine, por Marcos Vieytes

Castillo es capaz de levantar un muerto, y eso que hace tiempo se mudó a la quinta del Ñato. Uno de los tantos tangos que hizo populares habla de una “primavera desteñida”. A pesar del sol, la enésima tarde en cuarentena venía despintada hasta que puse un disco de Castillo al palo y charol lustrado […]

¡La saliva se sostiene!, por Sergei Eisenstein

Fuente: Yo: Memorias inmorales. Selección y transcripción: Marcos Vieytes ¿Por qué me convertí en director de cine? Cualquier niño que se respete suele hacer tres cosas: rompe objetos, destripa muñecas y relojes para saber qué hay dentro, y martiriza animales. Por ejemplo, hace de las moscas si no elefantes, en todo caso perritos. Extirpa el […]

El que se enamora es boleta: Ensayos de Alberto Ure

Fuente: Sacate la careta: Ensayos sobre teatro, política y cultura. Transcripción: Marcos Vieytes. El que se enamora es boleta Supongamos que al terminar una representación de Barranca abajo algún nativista protestara indignado porque se está promoviendo el suicidio masivo de los gauchos viejos. Tendría derecho, porque el ridículo es libre, pero no sé si alguien […]

Octubre: Diez miradas que sacudieron al cinéfilo, por Marcos Vieytes

Les glaneurs et la glaneuse… deux ans après, la segunda película de Agnes Varda sobre “cartoneros” franceses, me regala otra figura deseable para el crítico: la del recolector, una especie de “croto” de las imágenes. No participa de la sobreproducción en serie de textos uniformados -tesis, reseñas, catálogos- sobre películas. El crotocrítico recupera restos de […]