El mendigo poeta: Basilio Martín Patino, por Marcos Vieytes

“A la veracidad de los documentos se opone la emotividad de las invenciones, y la necesidad de fascinar, aún a costa de ser heterodoxos. Intentar filmar el sentimiento de la historia pertenece a una poética subjetiva, a una propuesta de comprendernos mejor, de superar el desconcierto en que puede situarnos el transcurso implacable del tiempo. […]

Henry Hathaway (x2), por José Miccio

Tuve la suerte de encontrarme hace unas semanas con Fourteen Hours, una película de Henry Hahaway de la que nunca había oído hablar. El entusiasmo que me produjo me ayudó a escribir unos párrafos que publiqué en Facebook, pensando que tal vez a mis contactos cinéfilos podía interesarles. Me dije (tontamente, porque soy demasiado despistado como […]

Hermano Olmi, por Marcos Vieytes

Después de la institucionalización de los dos tomos sobre cine de Gilles Deleuze y de los festivales, pensaba lo peor de una opera prima cuyo título es El tiempo se ha detenido (1959), pero resulta que dicha detención es una apertura. En principio, porque ese tiempo es el de la interrupción parcial del trabajo. Es fin […]

El cuento de las comadrejas (tres parrafadas), por José Miccio

En el final de El cuento de las comadrejas, los personajes de Oscar Martínez (alguna vez director de cine) y de Marcos Mundstock (alguna vez guionista) se preguntan cómo blanquear una guita que acaba de llegarles. Barajan tres posibilidades: una que no recuerdo, el narcotráfico y la política. La defensa cerrada del gobierno nacional a […]

Kirk 51, por Calanda

En 1951, Kirk Douglas protagonizó tres largometrajes: uno para William Wyler, uno para Raoul Walsh y uno para Billy Wilder. Porque lo amamos (¿y cómo no amar al tipo que alguna vez se describió como “el único hombre que tiene el agujero del culo en la cara”?), escribimos sobre las tres películas. La antesala de […]

Baldosa floja: Cine argentino (quinto salpicón), por Marcos Vieytes

Chingolo (1940) tiene varias cosas lindas y un gran problema: promete ser una película crota, pero no cumple (se lucen en esa carta de amor que Ana Poliak les escribe llamada ¡Qué vivan los crotos!, caso última gran película argentina sobre la ternura, que tiene entre nosotros una maravillosa genealogía). El guión de Pondal Ríos y […]