Érase una vez en Argentina: Castillo de cine, por Marcos Vieytes

Castillo es capaz de levantar un muerto, y eso que hace tiempo se mudó a la quinta del Ñato. Uno de los tantos tangos que hizo populares habla de una “primavera desteñida”. A pesar del sol, la enésima tarde en cuarentena venía despintada hasta que puse un disco de Castillo al palo y charol lustrado […]

Seis notas ruicianas, por José Miccio

“Traté de leer pero no había suficiente luz en la pieza. Así que me dediqué a soñar”. Raúl Ruíz, Diario En La tentación del fracaso, su notable diario de escritor, Julio Ramón Ribeyro escribe (en Amberes, el 10 de mayo de 1957): “La ciencia depende de la técnica en una medida mayor que el arte. […]

¡La saliva se sostiene!, por Sergei Eisenstein

Fuente: Yo: Memorias inmorales. Selección y transcripción: Marcos Vieytes ¿Por qué me convertí en director de cine? Cualquier niño que se respete suele hacer tres cosas: rompe objetos, destripa muñecas y relojes para saber qué hay dentro, y martiriza animales. Por ejemplo, hace de las moscas si no elefantes, en todo caso perritos. Extirpa el […]

Flujo interminable: Dos películas de Yuliya, por Marcos Vieytes

“Ella podía pasarse tres días sin comer, pero no podía dejar pasar uno sin maldecir. Era su alimento espiritual. Las maldiciones brotaban de su boca como un flujo interminable, como los versos de un poeta inspirado.” El Desna encantado Cuando en menos de cinco minutos de la película de principios de los 60 que estás […]