Rodillas, por Marcos Rodríguez

Desde que empezó el encierro (y llevamos unos cuantos meses ya) no puedo ir a nadar. Para tratar de no caerme a pedazos, empecé entonces a practicar yoga en mi casa, cosa que no había hecho en mi vida y que con el correr de las semanas (y llevamos unas cuantas ya) ha ido ganando […]