La destrucción o el amor: Heaven knows what, por Marcos Vieytes

Nadie rebaje a reproche social esta consumación, esta entrega, este derroche, este solo de rabia, este oscuro metejón, esta ternura maldita y callejera, este poema colgado de Nerval (Ferreri lo filmó en Los Ángeles, Larry Clark en París). Ningún burócrata del desarrollismo laico pretenda redimir su propio corazón incrédulo pavimentando cráteres. No hay instituto de […]