La separación, por José Miccio

Hace un tiempo (a veces pienso que poco, otras que bastante) me separé después de veinte años de noviazgo y convivencia. Primero, y en ocasiones todavía, los versos tatuados en la cultura, y por eso mismo cada vez más ilegibles: la intemperie sin fin, el odio de Dios, la borrasca infernal que nunca cesa. Después, […]