Giro d’Italia (segunda etapa), por José Miccio

El perrito de La ventana indiscreta, el caballo de Marnie y, por supuesto, los pájaros de su memorable película homónima: no es que no haya animales en el cine de Hitchcock. Sus bestias principales, sin embargo, eran los actores. Hitch gustaba definirlos como ganado. No había nada de oveja en los magníficos Jimmy Stewart y […]