Superficies de placer, por Marcos Rodríguez

Creo que nadie, excepto el propio Wes Anderson, hubiera creído que el cine de Wes Anderson podía tener algo que ver con la cultura japonesa. Y, sin embargo, vista la evidencia de Isla de perros, no solo descubrimos que al muchacho le interesan ciertos temas de la cultura japonesa (excusas) sino, fundamentalmente, que ciertos elementos […]