Besame, besame, besame, por José Miccio

*** Me gustan los besos del cine clásico como me gusta el cine clásico: por su decoro y su equilibrio cachados. En principio, la regla es clara: presión de labios secos y brazos bien expresivos, que intensifican la pasión. Valgan como ejemplos estos once fotogramas de otras tantas películas de  Fritz Lang: Pero como en […]

El lugar sin límites, por José Miccio

Empiezo con dos historias. No puedo prometer que sean interesantes pero sí que la segunda será corta. 1) Tengo la suerte de trabajar en una escuela progresista. Entre otras cosas, para mí esto significa que no debo dar explicaciones sobre por qué el paro es una medida de protesta legítima, por qué no se puede […]