Sobre «Nop» y Peele y romper las pelotas, por Marcos Rodríguez

La paso bien con las películas de Peele: no tanto por lo entretenidas como por lo extrañas. De alguna forma que nunca termino bien de entender, la atmósfera inquietante de sus películas acaba por resolverse de una manera que no hubiera imaginado y la sorpresa es, por lo menos, bienvenida. Inquietantes son muchas cosas, pero […]

Da para todo, sobre los Taviani y Boccaccio, por Marcos Rodríguez

Resulta que el acercamiento que hicieron los Taviani al “Decameron” no funciona demasiado. Una lástima porque los queremos y porque la película también está muy bien (se entiende) pero cada tanto los engranajes se atoran un poco, chirría el mecanismo y lo que debería ser terso se arrastra más de lo necesario. No se trata, […]

El tiempo viejo. Sobre «Cuesta abajo», por Marcos Rodríguez

Por primera vez, lo confieso, vi una película de Gardel entera. Al principio no quería creerlo y mi memoria no es de fiar, pero todo indicaría que lo que conocía de Gardel era, sí, su música y, en el mejor de los casos, algunos fragmentos sueltos, escenas, momentos que vi acá o allá. Pero así, […]

Un trago (sobre Ozu), por Marcos Rodríguez

Durante un tiempo no quise volver a mirar una película de Ozu porque, después de haber visto las clásicas y las que quería ver y las que iba encontrando, descubrí que cada vez que veía una de sus películas necesitaba por lo menos un tiempo (que solía ser de varios meses y, si me apuran, […]

Soltar la mano, sobre “Cyrano”, por Marcos Rodríguez

Finalmente voy a tener que rendirme ante la evidencia y hacer lo que mis amigos que, por lo menos en esto, fueron bastante más razonables que yo, hicieron hace tiempo: soltarle la mano a Joe Wright. Por más que sus primeras películas fueron tan, tan lindas (incluso las injustamente bastardeadas como “El solista” y “Hanna”), […]