El mono asesino, por Dario Argento

Traducción: José Miccio / Préstamo de libro: Lucio Ferrante   1984 fue el año de las moscas. En un principio, para las secuencias en las que estaba previsto que participaran, había pensado en recurrir a insectos mecánicos. Pero las pruebas que había visto no me convencían en lo más mínimo: el cuerpo de un insecto […]

Aprile: Miscelánea de medio mes), por Marcos Vieytes

Les glaneurs et la glaneuse… deux ans après, la segunda película de Agnes Varda sobre “cartoneros” franceses, nos regala otra figura deseable para el crítico: la del recolector, una especie de “croto” de las imágenes. No participa de la sobreproducción en serie de textos uniformados -tesis, reseñas, catálogos- sobre películas. El crotocrítico recupera restos de […]

Giro d’Italia (cuarta etapa), por José Miccio

En La polizia è al servizio del cittadino? (Romolo Guerrieri, 1973) el comisario interpretado por Enrico Maria Salerno tiene un hijo que milita en Lotta Continua, uno de los grupos de la izquierda extraparlamentaria que florecieron en Italia después del 68. En la escena en que se enfrentan el pibe le echa en cara su mal cumplimiento […]

Mamoulian para acabar contento, por Marcos Vieytes

Me siento a ver una de Rouben Mamoulian -de Ucrania a Broadway- sabiendo que con muy pocas películas voy a pasarla mejor que con las de él y acabar tan contento. Ni bien empecé a escribir sobre cine me enteré de sus precursoras contribuciones técnicas: insonorizar la cámara para que el ruido que hacía no […]

El lugar sin límites, por José Miccio

Empiezo con dos historias. No puedo prometer que sean interesantes pero sí que la segunda será corta. 1) Tengo la suerte de trabajar en una escuela progresista. Entre otras cosas, para mí esto significa que no debo dar explicaciones sobre por qué el paro es una medida de protesta legítima, por qué no se puede […]

Bavaísmo (segunda parte), por Rodríguez, Vieytes y Miccio

3- Forzudos Miccio Hablemos también de músculos. Bava fue director de fotografía y de efectos especiales de Le fatiche di Ercole (Pietro Francisci, 1958), la película que dio inicio a la fiebre de los forzudos. El peplum resultó a la vez un bien exportable y un fenómeno inmensamente popular en las salas de barrio. Todos querían […]